jueves, 30 de abril de 2015

LA AUTOESTIMA - la base del bienestar por Wanda Cogollos Barrachina, psicóloga

El pasado martes, en el Taller de Interacción Social trabajamos la Autoestima y sus componentes.
Para que lo pueda entender todo el mundo, la Autoestima es "lo que nos queremos a nosotros mismos".
www.centrodiaadia.com
Y para podernos querer, previamente hemos de haber hecho una serie de valoraciones cognitivas e introspectivas que son prácticamente inconscientes pero a las que debemos prestarles atención ya que según ellas vamos a querernos más o a querernos menos y de este modo ser más o menos felices y estar a gusto con nosotros mismos.

Para poder trabajar y mejorar la Autoestima hemos de prestarle mucha atención y para ello te ayudamos en el Centro día a día.

Si desgranamos la Autoestima nos encontramos:

El Autoconocimiento: Lo forma el conocimiento de mi Yo físico, psicológico y social. Hace referencia a las manifestaciones, las propias necesidades, mis habilidades y mis límites. En este autoconocimiento también se encuentra el conocer los roles que desempeñamos en la vida y en nuestros diferentes ámbitos; hemos de reconocerlos, ser flexibles y adaptarnos en cada situación, evitando el "agarrarnos" a pautas de comportamiento y actitudes que no son las adecuadas para nuestro bienestar.

El Autoconcepto: Hace referencia a las creencias que tenemos sobre nosotros mismos. Si creemos que somos patosos, actuaremos como tal. Sin embargo si creemos que somos habilidosos en algo nos saldrá mejor que si vamos con inseguridad.

La Autoevaluación: Evaluamos nuestras conductas y actitudes de manera positiva o negativa y el balance que hacemos de ellas también influye en nuestra autoestima.

La Autoaceptación: Es admitir y reconocer aquello que es mío y me pertenece. Lo que me gusta lo dejo como está, lo que no me gusta intento cambiarlo y si no puedo no me queda otra que aceptarlo y así aceptar mis límites y mis polaridades.

El Autorrespeto: Es el cuidado de mí mismo, es atender y satisfacer mis propias necesidades; escuchar mi cuerpo, mis emociones y cuidarme así, es algo que hemos de aprender a hacer desde edades muy tempranas.

La Autoestima se puede mejorar. Es cuestión de darnos cuenta de qué manera nos está influyendo y si por ella estamos teniendo problemas o limitaciones, hemos de pedir ayuda.

Te podemos ayudar en el Centro día a día.
Arriba la Autoestima!!
                                                                                                                Escrito por Wanda Cogollos
                                                                                                             Psicóloga y Psicoterapeuta Grupal

miércoles, 15 de abril de 2015

HUERTO URBANO DEL CENTRO DIA A DIA



El Huerto está en su máximo esplendor! 
Han brotado las alcachofas, habas, brócolis, lechugas, acelgas, cebollas, coles, ... Y qué rico está todo!  ecológico, sano y natural... 
Nuestras verduras y hortalizas son de primera, están riquísimas...
Tenemos también un magnífico olivo centenario, "EL Olivo", y bajo de él nos cobijamos del sol y disfrutamos de su agradable sombra que nos deja descansar, contemplar, pensar, meditar, conversar, y también refrescarnos, almorzar, merendar,... Es un verdadero placer... Y sin salir de la ciudad!!
Si quieres disfrutar del contacto con la naturaleza dentro de la ciudad, puedes hacerlo desde el Centro día a día. Nosotros te ayudamos.
El Centro día a día lo pone a tu disposición como una más de nuestras ofertas terapéuticas.
Laborterapia en el Huerto Urbano. 
Crea mucha satisfacción que tras la espera, recogemos los frutos de nuestro esfuerzo y trabajo. 
Es muy buen símil de lo que conseguimos con los esfuerzos y la energía puesta por mejorar, por sentirnos bien con nosotros mismos. 
Es bueno y positivo, propicia cambios.
Nos ayuda a cambiar los malos hábitos del sedentarismo y del no saber qué hacer con nuestro tiempo libre. También aporta sensación de autosuficiencia, de autonomía. Cada uno consigue aquellos beneficios que más necesita. Qué sabio es el Huerto Urbano!
Abogamos por una vida más sana y natural dentro de la ciudad, todo es más fácil cuando estamos en contacto con la tierra, con la naturaleza.
Propiciamos el cambio de estilo de vida y alimentación. Casi sin darnos cuenta estamos comiendo mejor, con productos frescos, de temporada, que recién han brotado de la tierra y empezamos a sentirnos mejor, más animados, preocupados por otras cosas (dejamos a parte las preocupaciones de siempre)... 
Además aprendemos el ciclo natural de la tierra, de la vida, de nosotros mismos y así, aprendemos a respetarla y cuidarla y a respetarnos y a cuidarnos más y mejor!
                                                                                                    Escrito por Wanda Cogollos
                                                                                                Psicóloga y Psicoterapeuta Grupal